¿Te apetece preparar unas albóndigas vegetales con salsa española que sorprenda a tus comensales? Una receta deliciosa y llena de sabor con la que acertarás seguro. Aprende la receta con nuestro Brand Ambassador, Rodrigo de la Calle.

Las Albóndigas 0% carne de Findus se sirven, comen y cocinan como cualquier otra. Son adecuadas tanto en salsa, o como plato principal. Ricas en proteínas, es una buena comida para todos, tanto niños como adultos. Reemplace las albóndigas clásicas en el menú con esta opción vegetariana.

Tiempo: 35 minDificultad: Media

Ingredientes

1 paquete de albóndigas vegetales

1 patata

Leche

Mantequilla

Sal

200gr de garbanzos

200gr de champiñones

1 cebolla

2 zanahorias

1 puerro

1 rama de apio

40 gr de soja tamari

1 rama de romero

1 rama de tomillo

Aove

Perejil

Zumo de limón

1 ajo

1 manojo de kale frito

Especias turcas.

Aceite para freír las albóndigas.

Elaboración

Para las albóndigas:

Poner a calentar el aove a 180 grados, una vez bien caliente añadir las albóndigas y freírlas hasta que tengan un bonito color dorado, las sacamos a una bandeja con papel secante para evitar el exceso de grasa de la fritura. También se pueden hacer a la plancha o en el horno.

Para el puré de patata:

Lavamos bien las patatas para que no tengan ningún resto de tierra o impurezas, las envolvemos en papel de aluminio y las horneamos a 180 grados durante 30-40 minutos dependiendo del tamaño, comprobar con un palillo que están bien asadas. Una vez bien asadas las pelamos aún en caliente con cuidado de no quemarnos y las trituramos en un vaso de batidora junto, la leche y la mantequilla hasta tener una crema densa, que sazonamos al gusto, con sal y pimienta negra molida.

Para la salsa española:

Poner a hidratar los garbanzos al menos 8 horas antes de usarlos. Poner una cacerola con 4 litros de agua junto con los garbanzos, la zanahoria pelada y troceada en trozos gruesos, la rama de apio, el puerro limpio y troceado grueso y la cebolla también pelada y troceada en trozos gruesos. Ponerlo todo a hervir a fuego fuerte, una vez ha hervido quitamos las espuma que sueltan los garbanzos, añadimos la soja tamari y dejamos cociendo tapado a fuego mínimo durante al menos 4 horas. Una vez pasado ese tiempo, colamos el caldo y lo ponemos a reducir en una sartén hasta que se quede con textura de salsa densa, que nos quedará oscura y muy sabrosa. Las verduras y los garbanzos que sobren los podemos usar para otras elaboraciones, tipo crema, sopas o salteados.

Para el aceite verde:

Poner en un vaso de batidora, el ajo, el zumo de medio limón, un puñado de hojas de perejil y medio vaso de aove, una cuchara de café de sal y trituramos todo hasta conseguir un aceite denso totalmente triturado.

Para el kale:

Separamos las hojas del kale de los tallos y los troceamos en trozos pequeños. Una vez limpio y seco, los freímos en aove unos segundo hasta que estén crujientes. Hay que tener cuidado cuando los freímos y tener a mano una tapa ya que salta mucho por el agua que contienen, una vez fritos, los sacamos a una bandeja con papel de cocina para quitar el exceso de aceite de la fritura. Sazonamos con sal fina y especias turcas o unas especias que nos gusten en polvo.

Presentación:

En un plato sopero poner en la base una par de cucharadas de crema de patata bien caliente, encima colocamos las albóndigas recién fritas. Salseamos con la salsa española y unas gotas del aceite de ajo y perejil. Terminamos el plato con las hojas de kale frito por encima.
VER VIDEO RECETA:

Compartir receta:

Producto utilizado

Recetas relacionadas